Noticias Nacionales

Probabilidad de accidente en carreteras del país entre 40% y 78%, según estudio

Un estudio realizado por el Programa Internacional de Evaluación de Carreteras (iRAP), una calificadora de seguridad vial, reveló que la probabilidad de accidentarse, con saldos de muerte o heridas graves en las tres principales carreteras troncales del país es de un 78%, en el Corredor Sur; 74.4% para la Autopista Duarte y 40% en la principal vía de la región Este.

 

El estudio “Levantamiento de Información para la Evaluación de los Tres Corredores Viales Bajo la Metodología iRAP” fue realizado en  marzo de 2021 por técnicos especializados en evaluación de carreteras, de la International Road Assessment Programme(iRAP, por sus siglas en inglés), el Ministerio de Obras Públicas con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Organización de Las Naciones Unidas (ONU).

 

Dentro de los objetivos de la evaluación figuró reducir la cantidad de muertes por accidentes de tránsito y lesiones graves, proporcionar una estrategia de inversión para mejorar la seguridad de las carreteras y promover un diseño o inversión que permita prever los posibles errores de los usuarios que ocasionan los accidentes.

 

Para hacer el diagnóstico se utilizó un vehículo especial dotado de cámaras de 360 grados e inteligencia artificial que hizo el levantamiento de las condiciones de las vías cada 20 metros en aspectos como velocidad, iluminación, drenaje pluvial, rugosidad del pavimento, pendientes, señalética, barandas, cruces ilegales, entre otros.

 

Fueron detectadas deficiencias en la mayoría de esos parámetros y en algunos casos ausencia total. Se identificaron aspectos como la velocidad, falta de “fresado” o mejoría de la pavimentación en algunos tramos, señalización inadecuada tanto vertical como horizontal y mal trazado.

 

A todo esto se le suman otros componentes, como manejo temerario por mala educación vial, conducción bajo los efectos del alcohol u otras sustancias ilegales, falta de reductores en cercanías de escuelas y otros lugares donde concurre mucha gente, falta de puentes peatonales y para motocicletas.

 

Se tomó como piloto la Autopista Duarte desde el Distrito Nacional hasta Montecristi, rregión donde convive el 60% de la población total del país en 14 provincias. En solo ese trayecto se identificaron 1,132 ocupaciones ilegales en la vía y 161 cruces ilegales donde se produce la mayor cantidad de accidentes.

 

El proyecto contempló un recorrido de 751.37 kilómetros en sentido de ida que abarcó 15 de las 31 provincias. De Santo Domingo a Pedernales, que son aproximadamente 296.63 kilómetros;  Santo Domingo a Montecristi, 268.39 kilómetros y de Santo Domingo a Punta Cana, 186.32 kilómetros aproximadamente y como resultado de la investigación se califican las vías por estrellas desde 1 a 5 estrellas. Ninguna de las vías llega a 4 ni 5.

 

En el  Corredor del Sur se estudiaron 28 tramos con 9 de calzada para un total de 344.87 kilómetros; en el caso del Norte fueron 51 los tramos analizados y diagnosticados divididos en dos etapas: Navarrete Montecristi 28 tramos y Santo Domingo Navarrete 23 tramos con 23 de calzada, mientras que el Este fue dividido en 12 tramos, todos definidos por normas nacionales entre ciudades, intersecciones importantes o cambios de secciones.

 

La calificación otorgada por los expertos de la iRAP fue de 1 y 2 estrellas para el Corredor Norte; 1 y 2 estrellas para la del Sur, así como 2 y 3 estrellas para la carretera del Este. Las autoridades ejecutan proyectos de mejoría para que el país tenga al menos tres estrellas de acuerdo con los parámetros de la iRAP.

 

Algunas estadísticas

 

Informaciones levantadas de 2016 a 2019 muestran el número de muertes por accidentes de tránsito en los tres corredores estudiados.

 

En la carretera del Sur murieron 371 personas en accidentes de tránsito en esos tres años, en el corredor Norte 1007 y para el Este, la cifra fue de 410 muertes, en igual período. La Organización Mundial de la Salud (OMS) para el año 2018 estimó en 34.6 las muertes en accidentes de tránsito por cada 100,000 habitantes.

 

“Los datos son reveladores, preocupantes. El iRAP lo que hace es que te da una categoría por tramo que califica y clasifica la carretera entre una y cinco estrellas. Cuando se procesó toda esa información que indica el número de estrellas, el nivel de seguridad y la probabilidad de sufrir accidente de tránsito, nos dimos cuenta de que el problema era muy grave”, explicó el ingeniero Onéximo González, asesor general del ministro de Obras Públicas, Deligne Ascención, y uno de los responsables del proyecto.

 

González, quien fue director general de la otrora Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET), del 2000 al 2002, dijo que durante un período de seis meses los expertos y especialistas internacionales en programas de seguridad en las carreteras, destacados en Estados Unidos, Europa y América, estudiaron los corredores y determinaron el alto nivel de peligrosidad de las principales redes viales del país.

 

“Hemos logrado que el Gobierno del presidente de la República, Luis Abinader, tenga en su agenda país la seguridad de nuestras carreteras, como un tema de alta importancia”, sostuvo. Fue por esa razón que el mandatario designó al ministro de Obras Públicas, Deligne Ascención   como jefe de la delegación para representar el país ante la reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre Seguridad Vial Global, celebrada a principio de este mes en la sede del organismo. Por medio del funcionario y la comitiva que le acompañó, el Gobierno se comprometió a seguir trabajando “de manera entusiasta” para cumplir con la meta de reducir a un 50 % las muertes por accidentes de tránsito de cara al año 2030.

 

Cifras y muertes

 

La República Dominicana ocupaba el quinto lugar en el mundo de muertes por accidentes de tránsito y el segundo en la región de las Américas, pero de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ahora ocupa el primer lugar en el mundo con 64.6 fallecidos al año por cada 100,000 habitantes.

 

De acuerdo con Onéximo González, apoyado por los datos ofrecidos por la OMS y las investigaciones nacionales, entre 3,400 y 4,000 personas mueren cada año en las calles, carreteras, autopistas y caminos vecinales del país, la mayoría son personas con edades comprendidas entre 15 y 29 años y , además de luto, dejan perdidas económicas estimadas en los tres mil millones de dólares, equivalente al 2.5% del Producto Interno Bruto(PIB).

 

La mayor cantidad de víctimas son motoristas, de los 5,152,448 unidades de vehículos registrados por la Dirección General de Impuestos Internos(DGII), 2,874,590 son motocicletas para un 55.8 % del parque vehicular.

 

Las provincias donde se origina mayor la cantidad de accidentes de tránsito con saldo de muertes o lesiones permanentes son:  Santo Domingo, San Cristóbal, Santiago, La Vega, Azua, La Altagracia, Peravia, Puerto Plata, Monte Plata y el Distrito Nacional.

 

Lo que se hace

 

Basados en los resultados arrojados por la investigación de la iRAP y por instrucciones precisas del presidente Luis Abinader, el Gobierno se propone reducir, al menos a la mitad, la cantidad de fallecidos por accidente de tránsito en el país.

 

Se declaró de “alta necesidad” la intervención de las vías, iniciando por el Corredor Norte, desde el kilómetro 9 de la Autopista Duarte hasta Montecristi.

 

De La Vega a Santiago ya fueron cerrados 42 cruces y se trabaja en otros, de la ciudad corazón a Navarrete la vía será pavimentada totalmente con apoyo de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre,(Digesett) y la Comisión Militar y Policial del Ministerio de Obras Públicas (Comipol).

 

“Navarrete-Montecristi es un proyecto de intervención de unos 44 millones de dólares que será financiado por el BID como parte del financiamiento del puerto de Manzanillo”, dijo González.

 

El proyecto Corredor Norte implica la reconstrucción total de la Autopista Duarte desde el kilómetro 9 hasta Santiago. Desde el 9 hasta kilómetro 28 de la Duarte se ejecuta un plan coordinado con el Intrant con financiamiento de 20 millones de dólares que contempla mejorar la seguridad vial en entornos escolares.

 

En el caso de las carreteras del Sur, la 6 de noviembre y la Sánchez se han cerrado accesos ilegales y con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo(BID) se hará un plan de acciones concretas para instalar los cruces peatonales y motorizados que se necesiten.

 

La ONU apoya un plan con una donación de 360 mil dólares en capacitación de  profesionales en universidades para que ingenieros salgan como “auditores de seguridad vial”, especializados en la aplicación de tecnología con programas como el de la iRAP.

 

Para el Este se concluyen los trabajos  desde el peaje de Las Américas hasta Boca Chica, el tramo más peligroso, de acuerdo con González.

 

Plan de inversión

 

Para hacer las vías troncales más seguras y lograr al menos 3 estrellas mediante el mecanismo iRAP basada en los pilares de acción de institucionalidad, infraestructura, vehículos más seguros, usuarios de las vías más seguros y respuestas tras accidentes, se requiere de un plan de inversión.

 

Para las intervenciones en el Corredor Sur los resultados del análisis de la iRAP muestran que la inversión que requiere es de RD$2,018,000,000 en tratamiento de seguridad que evitarían en 20 años, 26,268 muertes y lesiones graves y el beneficio económico para el país sería de alrededor de RD$9,177,000.

 

En el caso del Corredor Norte sería de RD$18,251,000,000 y en igual período evitaría 79,920 muertes y lesiones graves, que económicamente representarían un beneficio por valor de RD$237,340,000,000.

 

Para el Corredor Este la inversión ronda los RD$2,958,000,000 en tratamiento de seguridad que evitarían en 20 años 27,655 muertes y lesiones graves que en lo económico tienen un valor estimado en RD$82,127.

 

Leave a Response