Deportes

Jugador de Corinthians fue acusado de realizar una expresión racista y terminó siendo arrestado

BRASIL.- Continúan los conflictos por actos de discriminación en el fútbol. Rafael Ramos fue arrestado en la noche del sábado tras haber sido acusado de injuria racial por un rival durante el partido en que el Corinthians empató 2-2 con el Internacional en Porto Alegre. El jugador del actual líder de la Liga en Brasil fue liberado luego del pago de una fianza.

El defensor fue detenido por la Policía en la comisaría especializada en el estadio Beira-Río luego de que el volante Edenilson, jugador del ‘Colorado’, lo acusara de haberle proferido un insulto con connotación racista durante una discusión que tuvieron en la cancha en el minuto 30 del segundo tiempo.

Según Edenilson, que en las redes sociales justificó su decisión, explicó que sólo acudió a la policía porque esperó una disculpa que nunca recibió y dijo no tener dudas de lo que había escuchado, Ramos le dijo “foda-se macaco” (jódete mono) durante la discusión.

El lateral derecho alegó en su defensa que el volante con seguridad se confundió por su acento portugués de Portugal, un poco diferente al portugués de Brasil, y que lo que le dijo fue “foda-se, caralho” (jódete carajo), un insulto usual en su país pero sin connotación racista.

“Estoy con mi conciencia limpia. Todo no pasó de un malentendido. Él entendió mal. Conversé con él, le expliqué e incluso nos dimos la mano”, afirmó Ramos, quien dio a entender que Edenilson optó por hacer la denuncia ante el “temor de pasar por mentiroso”.

El Corinthians, que salió en defensa de su jugador y atribuyó el incidente a un malentendido, explicó en un comunicado que el arresto se produjo debido a que la legislación brasileña lo prevé en este tipo de casos y que el pago de la fianza -asumida por el club- no significa reconocimiento de culpa.

El club de Sao Paulo reafirmó en su nota que, “coherente con sus 111 años de historia, repudia y no tolera el racismo”; que Ramos dio una versión diferente a la de Edenilson y que incluso acudió al vestuario del Internacional para intentar aclarar el malentendido y negar cualquier tipo de injuria racial.

“Pero, en consecuencia a la denuncia realizada por el jugador del Internacional, la ley obliga a que el caso sea tratado como flagrante seguido por detención. El pago de fianza no implica admisión de culpa y permite al jugador defenderse en libertad durante la investigación”, explicó el líder de la Liga brasileña.

Leave a Response