Noticias Nacionales

Otra vez clínica del Dr. Maldonado es denunciada por mala praxis médica

SANTO DOMINGO.- La clínica del ginecólogo Johenny Maldonado, Aplas American Plastic Surgery, ha vuelto hacer denunciada por una paciente, quien quiere reservar su identidad por las lesiones en su cuerpo, luego de practicarse una cirugía estética que se ha convertido en su peor pesadilla, tras contaminarse con una bacteria.

La penosa historia de esta paciente, se suma a una lista de procedimientos fallidos y con resultados poco favorable para quienes deseaban una figura voluptuosa por este doctor y su equipo, al ofrecer cirugías sin mantener los cuidados necesarios en el quirófano.

Para esta mujer, su viacrucis inició poco antes de fijar la fecha para su procedimiento que fue cotizado en un principio por 3,700 dólares unos 207,200 pesos dominicanos aproximadamente, para una lipoescultura, lipotransferencia hacia los glúteos y una abdominoplastía, monto que fue incrementándose al paso de los días.

A los 19 días de esta mujer realizarse la cirugía, las imágenes de sus heridas no cicatrizadas la mantienen en alarma y con miedo a consecuencia peores como una necrosis (muerte de tejido corporal. Ocurre cuando muy poca sangre fluye al tejido) y quedar marcada toda vida.

Cuando esta mujer recurre a los servicios médicos de la clínica Aplas American Plastic Surgery, lo hace bajo la influencia de las redes sociales, donde observa supuestos resultados favorables en las pacientes.

El día de su cita es atendida por el doctor Johenny Maldonado, quien es la persona que le hace la cotización, pero no es quien le realiza la cirugía. Luego es remitida a una persona que como la coordinadora, persona que la “orienta” e indica las analíticas que debe realizarse antes del procedimiento quirúrgico.

Luego de fijada la fecha, la paciente es llamada para ofrecerle un cupo antes de manera apresurada para adelantar el procedimiento estético. Esta mujer accede y es marcada por otra persona llamada Eduardo Peguero, quien se supone fue quien realizó la cirugía. Sin embargo, ella narra que al entrar al quirófano, lugar donde se contaminó con una bacteria, el médico que la marcó no estaba en la sala, donde se encontraban los ayudantes y no recordó más hasta despertar de la anestesia.

Las imágenes del cuerpo recién operado muestran no solo las suturas propias del procedimiento estético al que fue sometido, también muestras quemaduras que le produjo la mala práctica de los “lipadores”, heridas que llamaron su atención y que preguntó constantemente a lo que sólo le respondían “es normal, eso va a sanar, es normal”, pero que con el paso de los días solo se han empeorado.

Esta mujer dominicana quien reside en el país, no solo denuncia la mala práctica médica realizada en su cuerpo, también denuncia el poco profesionalismo y desidia por parte de los doctores que fueron muy amables y gentiles cuando hicieron la cotización y tras la cirugía se han convertido en unos “miserables” sin el más sentido vocación tras el juramento hipocrático.

Luego de la cirugía y sus complicaciones, ninguno de los médicos involucrados atendieron el llamado de esta mujer desesperada. Cuando por fin el Dr. Maldonado atendió una de las llamadas, con descaro le dijo que si se ponía muy grave que se trasladara hasta donde él estaba, en Bávaro, pasando el asueto de Semana Santa, lo que despertó la indignación de la mujer que hoy acudió a este medio a realizar esta denuncia.

Leave a Response